sábado, 14 de junio de 2014

TE ADMIRO MI DULCE HERMANA

De tus senos emana miel y leche 
alimentando al fruto del amor 
miel de vida y de cariño inmenso, 
leche de tu ser radiante y sublime
que emana de ti como agua viva
dando todo de ti sin restricción
sintiendo en cada latido de tu corazón
ese venerable amor.

De un día a otro se te fue arrancado
ese tesoro, aquel que Dios puso
en tu pecho para identificarte
una enfermedad cruel que llegó,
ojalá para no quedarse
quería llevarte sin tregua con él
la vida misma.

Pero eres mujer fuerte y valiente
nunca dejaste de luchar y vibrar
tu alma creció con este tormento
en el cual todos estamos contigo
Mi amada hermana , mujer fuerte,
luchadora y entera pese a todo
tu eres signo de el valor máximo,
la batalla aún no está perdida.

Eres hija, madre, amiga y mujer,
te admiro como día con día.
Tú estás en la pelea a esta vida
que casi se te va de las manos,
pero ahí estás en pie,
dándonos a entender que toda batalla
se puede ganar y que nada puede vencerte
menos el cáncer.

©Ela López
Chile


poema donado a MUJERES Y SUS PLUMAS , ANTOLOGÍA POÉTICA INTERNACIONAL LIBRO I

No hay comentarios:

Publicar un comentario